¿Está la gente loca con el iPad?



Leo en la lista de correo de OsiriX, un (gran) proyecto Open Source para Mac OS X de gestión y visualización de imagen radiológica digital:

Do you have an idea when the iPad version of osirix will be released? I work for an orthopod that is very anxiously awaiting it’s release. We are purchasing 30 iPads to put osirix on.

Comprar un tablet, que cuesta entre 500 y 800 euros, capado, sin la seguridad de que vaya a poder correr tu software por mucho presupuesto que dediques a él, y además, esperando un software que aun no sabes ni qué funcionalidad va a traer…

Pero éste no es el único ejemplo, todos los días en la empresa vemos uno nuevo, como el de meter el iPad en el quirófano... Un aparato sin las certificaciones médicas, no-estéril, al borde del ridículo porque lo están sujetando otros dos asistentes (no se puede usar con una sola mano) usado para… ¡ver imágenes!. ¡Parece que no existieran los monitores de quirófano!

Pero la cosa llega al borde del ridículo en el caso del Kaweah Delta Health Care District, en California, donde han comprado 100 iPads... ¡Para ver una aplicación remota en Citrix! Creo que es el terminal Citrix más incómodo y más caro que he visto nunca…

En uno de los foros de MacTalk, alguien “que trabaja en el campo médico y habiendo trabajado en grandes hospitales” está elucubrando con las grandes posibilidades que le daría el iPad par trabajar en el hospital:

So instead of having one physical patient folder why not have a ‘virtual’ digital patient folder which is in the cloud/hospital central network. Anyone with the appropriate clearance can access it from any of the computer terminals. The iPad would be the perfect portable device for staff to carry around to access any of your patients digital file from anywhere in the hospital.

Aquí empiezo a dudar de que este hombre haya trabajado en algún hospital. Esto existe, hace muchos años ya, y está en uso hoy en día. El historial clínico digital, los informes estructurados, los sistemas de gestión digital. Existe, funciona, y no hace falta cargar con un iPad por todo el hospital (ya es pesado cargar todo el día con una carpeta y no perderla, imaginad con un equipo de más de 700 gramos).

Señores, los tablet ya existían antes del iPad, y hay decenas de equipos certificados para hospitales. Los EHR (historial clínico electrónico) también. Los monitores y ordenadores de quirófano también. Y las aplicaciones táctiles, y la radiografía digital, y los servidores, y los PACS…

La gente se está equivocando al usar el iPad como un fin, cuando es una de tantas herramientas. Se están creando aplicaciones para poder usar el iPad como herramienta, cuando lo que hay que hacer es usar el iPad como herramienta para poder usar aplicaciones.

Hay que trabajar en los estándares y poner las aplicaciones al alcance del mayor número de herramientas posibles, y en cada caso aplicar la solución más práctica, o si no un día nos cerrarán el grifo o nos encontraremos con un problema ante el cual la única solución será quedarse sentado o poner los dólares para adaptarse al sistema.